+34 622 727 962

Hernia discal // Category

Category based archive
11 Feb

Hoy os quiero hablar de Francisco, 42 años, triatleta como pasión. Y después de una vida entera dedicada al deporte y a sus aficiones, se lesiona y le incapacita para llevar su vida deportiva con normalidad. Esta es la descripción de mi último cliente que desesperadamente vino para encontrar una solución a sus dolores de espalda.


Después de tantos dolores, reposo, antiinflamatorios, el médico le diagnóstico una hernia discal entre la L4-L5, zona muy vulnerable que a casi todo el mundo le ha causado algún problema, ya sea una protrusión o una simple ciática (igual de molestas las dos). El artículo que escribo hoy es para que los que os sintáis identificados veáis una salida al final del túnel, que después de tantos dolores sepáis con seguridad de que hay soluciones y que podréis recuperar un estilo de vida normal, incluso recuperar vuestros hábitos deportivos.

La principal causa de este tipo de problemas es la falta de tono muscular en lo que se denomina “Core”, musculatura estabilizadora responsable de proteger la zona central del tronco. Un Core fuerte y trabajado te garantiza una espalda protegida y saludable.

Antes de empezar a trabajar con ejercicios de Core, debemos examinar el estado físico de toda nuestra musculatura, conocer nuestros puntos débiles nos puede facilitar el proceso de recuperación ya que todo nuestro sistema muscular es una gran cadena de músculos que trabajando en armonía nos aseguran estar en forma y sentirnos físicamente bien.

¿Tenemos una buena movilidad pélvica? ¿Nos falta flexibilidad en el tronco y/o en las piernas? Los primeros ejercicios que debemos hacer son los que nos permiten ganar esa movilidad y flexibilidad para ganar en calidad articular. De nada nos sirve hacer un buen trabajo abdominal si tenemos movilidad reducida en nuestra cadera o falta de flexibilidad. ¿Cuánto tiempo debemos hacerlos? Todo dependerá de tu condición física y el tiempo que dediques cada día a tus ejercicios.

Estoy en forma, no tengo deficiencias en movilidad y flexibilidad, ¿cómo puedo eliminar mis dolores? La función principal del Core es estabilizar el cuerpo y proporcionar más fuerza al resto de musculatura. Por lo tanto cualquier ejercicio que potencie nuestra faja muscular pélvica (Core), nos asegura proteger nuestra espalda y así eliminar los dolores. Entrenamiento con Fitball o con TRX son buenas alternativas para potenciar nuestro Core y poco a poco eliminar nuestros dolores.

Sin duda alguna, el entrenamiento personalizado es la clave para asegurarnos una adecuada progresión y no recaer en nuestras dolencias. Si sigues con dolores y no sabes cómo mejorar, no lo dudes, soy tu Entrenador Personal.

Adrián Estrada Nadal
Lic. Ciencias de la Act. Física y del Deporte
Especialista en Entrenamiento Personal